domingo, 2 de mayo de 2010

Una entrevista a Armando Añel



Por Joaquín Gálvez

El escritor y editor Armando Añel (La Habana, Cuba, 1966) es uno de los intelectuales cubanos que con mayor éxito ha sabido llevar el debate de la problemática cubana a la blogosfera. Editor del famoso blog Cuba Inglesa, Añel no ha temido exponer diferentes puntos de vistas en pos del derecho que tiene cada individuo a expresar su opinión, aun cuando no esté de acuerdo con la misma y, en consecuencia, de toda la controversia que pueda acarrear. A su reconocida labor periodística, desde sus comienzos en la prensa independiente cubana, se suma sus años de colaborador y editor de la revista Encuentro de la Cultura Cubana y su diario digital cubaencuentro en la red. A finales de 1999 recibió el premio de ensayo anual de la fundación Friedrich Naumann, tras lo cual se trasladó a Alemania y desde allí a España e Inglaterra. Actualmente reside en Miami. Colaboraciones literarias y artículos suyos aparecen regularmente en publicaciones de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa. Bajo su firma, ha publicado dos biografías y un cuaderno de relatos. A raíz de esta entrevista acaba de ser publicada su primera novela: Erótica.

JG.Acabas de anunciar el cierre del blog Cuba Inglesa. ¿Cuáles son las razones que te llevaron a tomar esta decisión?


AA. Creo que Cuba Inglesa (CI) agotó su ciclo. La página estaba llamada a desembocar en un proyecto mayor –“un portal”, han sugerido algunos, sobre todo comentaristas anónimos—, pero desde la gestión espontánea de sus colaboradores y lectores, no en base a la iniciativa aislada de Armando Añel. Dicha gestión, por alguna razón –tampoco la crisis ayuda—, no se concretó.

Por otra parte, cuando abrimos Cuba Inglesa en Blogger yo tenía aproximadamente el 50% menos de contenido de trabajo que el que tengo ahora. Este año sólo hubiera podido seguir adelante con CI haciéndola económicamente rentable, de manera que pudiera desechar otros contratos o labores paralelas sin perder ingresos. Pero rentabilizar CI a su vez implicaba gestiones que nosotros solos –yo y mi esposa—no podíamos darnos el lujo de emprender, precisamente porque tenemos que invertir nuestro tiempo inmediato, el aquí y el ahora, en trabajar para vivir.

Un poco es el esquema de la serpiente que se muerde la cola. En el capitalismo somos responsables por nosotros mismos y nuestras familias. El que no lo vea así, mejor que regrese a Cuba.

JG. Según la opinión de algunos comentaristas de Cuba Inglesa , ésta fomentaba el espíritu anárquico del choteo cubano, algo que está totalmente reñido con la cultura inglesa, pues la misma, en sus formas más relajadas de conducta humana, preserva un nivel de civismo que no llega a desestabilizar el funcionamiento de una sociedad democrática. ¿Qué opinas al respecto?

AA. Te refieres no a Cuba Inglesa editorialmente hablando, sino a su foro público (sección de comentarios), que no era editado por nosotros. Y no es exactamente que ese espacio fomentara el espíritu anárquico del choteo cubano, en ningún momento CI dio señales de estimular los comportamientos extremos (todo lo contrario, incluso colgamos posts pidiendo sosiego y sentido común), sino más bien que lo reflejaba, que actuaba como una especie de espejo. Creo que esto tenía su costado constructivo, socialmente útil, en el sentido de que ponía sobre el tapete nuestra realidad concreta, sin afeites ni medias tintas. “Esto es lo que hay”, y a partir de lo que hay eventualmente se puede trabajar con más eficiencia, en una reforma o modernización, que a partir de la negación de lo que hay o de la ilusión de lo que hay, que en definitiva es lo que No hay.

También, por supuesto, dicho foro público sin moderación tenía su lado oscuro. Como mismo, pongamos, podía desenmascarar a un buscapleitos de la farándula cultural cubana e indirectamente empujarlo a una evolución --porque nada que sea difícil es imposible—, podía servir de escenario para campañitas de descrédito montada sobre bases oportunistas. Varios colaboradores de CI fueron víctimas de campañitas de este tipo –yo mismo fui víctima—, desarrolladas, generalmente, por gente que no se atrevía a dar la cara. Eso tiene la libertad en estado puro, que es un poco como la selva: nadie te regula, pero tampoco nadie te protege. Hay animales que prefieren el zoológico, donde hallan la protección que buscan. Esto nos lleva a una pregunta intermedia: ¿Es viable socialmente un estado de convivencia a medio camino entre la selva y el zoológico?

Yo siempre repito el lugar común: todo en esta vida tiene un precio. Cuando te conviertes en una figura pública, escritor, cantante, cómico, bloguero, activista político o cultural, lo que sea que trabaje directamente de cara a un público, te expones. Y al exponerte estás asumiéndote “blanco de opinión”, asumiendo una responsabilidad por tus actos, decisiones e incluso omisiones, que están bajo lupa. Uno puede perfectamente no exponerse. ¿Cuántos escritores hay de los que no existe ni una foto en Internet? Pueden ser hasta exitosos sin convertirse en figuras públicas. Por ejemplo, estoy terminando de leer un excelente libro de relatos de una escritora de Miami de la que nadie habla, pero que está desarrollando, a la sombra, una trayectoria literaria muy meritoria.

Ahora, si te expones, tienes que asumir los riesgos que ello conlleva. Tienes que asumir con elegancia la crítica adversa, incluso la más despiadada. Tienes que “saber estar” para no terminar haciendo el ridículo.

JG.¿Cuál es el legado de Cuba Inglesa?

AA. No sé si cabe hablar de legado, con toda la trascendencia que a veces se le endilga al término, pero creo que CI sentó un precedente: Demostró que pueden convivir diversas sensibilidades y maneras de interpretar la realidad en un espacio común, y apostó por el “saber estar” (saber estar incluso, insisto, de cara a la crítica más feroz o al ninguneo envidioso), dimensión imprescindible para edificar una democracia moderna. Demostró, además, y paradójicamente si partimos de esta primera afirmación, que los cubanos seguiremos arrastrando problemas de convivencia mientras no hagamos algo en profundidad por combatir, o reformar desde la base –hablo concretamente del sistema de enseñanza primario en una futura Cuba libre—, una serie de déficits culturales que coartan el desarrollo nacional.

También es posible que, a nivel de edición, el blog haya marcado un rumbo de cierta manera novedoso, en el sentido de que desarrolló secciones, estilos y esquemas de algún modo inéditos en la blogosfera cubana. También reunió a un equipo de colaboradores de primer nivel, original, con “pegada”, que daba de qué hablar y al que le estamos muy agradecidos. En fin, creo que ha sido un blog de personalidad bastante definida.

JG. A raíz del cierre de Cuba Inglesa, se publica Erótica, tu primera novela , y abres un blog con el mismo nombre. ¿Existe alguna relación entre ambos hechos? ¿Qué tiene Erótica de Cuba Inglesa?

AA. Erótica, el blog, tiene en común con CI que constituye un espacio de libertad irrestricta. Sólo que esta libertad estará centrada en el tema erótico, como su nombre indica. A diferencia de CI, que era un blog donde la información y la actualidad noticiosa ocupaban un lugar de primer orden, Erótica no va a ser un blog que haya que actualizar con regularidad, ni cuyo nivel de información haya que contrastar y reeditar constantemente. Por tanto, el trabajo de edición en él va a ser mucho más leve y nos permitirá ganarnos el pan nuestro de cada día sin abandonarlo del todo.

En cuanto a la novela, la idea central que la anima surgió prácticamente en consonancia con la aparición de Cuba Inglesa, en su primera versión, y fue desarrollándose también en la segunda. Puede decirse que novela y blog, en sus dos versiones, son hijos de un mismo matrimonio.

JG. Según tus propias declaraciones, te consideras una persona de pensamiento liberal. ¿Crees que la literatura debe responder a las leyes del mercado, es decir, a la oferta y la demanda, y, por lo tanto, el escritor debe sacrificar su criterio estético en aras del gusto masivo?

AA. Para nada. No creo que el escritor deba sacrificar nada, pero ojo: tampoco creo que los lectores tengan que sacrificar sus gustos, criterios y esencias porque existen el escritor y su libro. Quiero decir que se trata de realidades que ocupan un mismo espacio temporal, y si el escritor pretende que lo lean (a no ser que escriba únicamente para la “posteridad” o para su familia y un reducido grupo de amigos) no debe desconocer la realidad que constituyen los lectores, el mercado editorial, las características de la sociedad y el tiempo en que está inserto. Si el escritor pretende que lo lean debe tener en cuenta estas realidades, y ello no significa que sacrifique la calidad de su trabajo o su criterio estético, sino que escriba teniendo en cuenta estas realidades, adaptándose inteligentemente al ritmo y las exigencias de su tiempo. Pero claro, el escritor suele ser un ente orgulloso, que a menudo pretende estar por encima de los demás. Es más difícil tomar en cuenta a los otros que obviarlos, como es muy fácil justificar la abulia, la soberbia o la incapacidad propias con la coartada de que la gran literatura es elitista. Este último lugar común es bastante relativo, como lo demuestra el caso de Milan Kundera, por ejemplo.

Ahí están sus novelas y relatos, donde amenidad y profundidad se conjugan armoniosamente. Yo no creo que Kundera haya sacrificado criterio estético en aras de éxito editorial. Es un autor profundo y original, pero moderno, ameno, fácil de leer.

JG.¿Qué consideras más importante en una obra artística: la retribución monetaria y el éxito inmediato que le pueda proporcionar a su autor, o su valor trascendente?

AA. Lo mejor es que ambos factores vengan de la mano, porque a partir del éxito y la retribución el creador puede disponer de instrumentos mucho más adecuados –tiempo, sosiego, vivencias— para asaltar lo trascendente. Lamentablemente, siempre hay gente que no sabe lidiar con su éxito.

JG. Por último, ¿quién es, en qué cree y cuál es la razón de ser de Armando Añel?

AA. Uno es muchas cosas que se superponen y retroalimentan; amante, padre, cocinero, escribidor, “un blogger ahí”… muchas cosas menos un ser mezquino. Para mí la mezquindad --y no me refiero precisamente a no dejar propina en un restaurante— es imperdonable.

Como comentaba en CI recientemente, a propósito de su clausura, para convivir en libertad no tenemos que cambiar nuestro modo de Pensar, sino nuestro modo de Estar. Creo que el reto es Estar, Estar bien: relax, elegancia, piedad, apertura. Porque hay que tener también piedad y mostrar comprensión –que no complicidad—ante el espectáculo de la miseria humana. He ahí el reto, la grandeza.

30 comentarios:

EL SITIO DE LA LUZ dijo...

Gracias Joaquin Galvez, por esta entrevista, creo que CI, fue un excelente blog que se extrañara, en mi opinión personal por los post y la controversia, otras "zonas oscuras" fueron menos, en la medida en la que pasabas página al interes del anonimato "sin sentido", que por cierto no me molestaba y respeto como una opción diferente, a la controversia y el anonimato con mejor sentido, porque quién le quita el miedo al miedo o quién le pone cascabel a ese gato, sinceramente no muchos, depende de lo que abarque la libertad total de cada individuo y eso, en la cubanología de ambas orillas, no abunda. Creo que erótica, puede marcar otro rumbo muy interesante, me gusta la idea de que sea diferente. Bueno, gracias a Añejel por contestar como Dios manda.
Juan C Recio

I. Teodoro dijo...

Muchas felicidades a los dos, creo que es una magnífica entrevista, muy aguda e intligente. Exitos y veamos más adelante, en el otro pueblo.

Fernandina de Jagua II dijo...

Bien por los dos. Buena entrevista. Y coincido con Recio, se extraña CI. Un abrazo a ambos

Erótica dijo...

En lo que a mí respecta (CI fuimos todos nosotros), gracias amigos, gracias a Joaquín por brindarnos este espacio. Les dejo, en el comentario más abajo, una reflexión sobre el tema de la moderación y la censura, a propósito de un comentario anónimo colocado en CI.

Erótica dijo...

“No se trata de una censura sino, en todo caso, de la defensa de los derechos constitucionales que protegen a todos, a los ciudadanos y a las instituciones. Y se trata también de aplicar con una técnica profesional las reglas que permitan el juego limpio”.

¿Técnica profesional para decidir qué es y qué no es juego limpio? ¿Y quién garantiza la profesionalidad e imparcialidad del encargado de aplicar esa técnica? Nadie. Todos conocemos muy bien la parcialidad, la piñatería y la mezquindad que caracterizan a tantos y tantos escritores, periodistas, promotores, comunicadores y “técnicos profesionales” cubanos. Lamentablemente, no se puede confiar ciegamente en su profesionalidad, eso lo hemos comprobado todos en carne propia. Incluso los más profesionales también tienen días y momentos de debilidad o desorientación, nadie es infalible (y eso en el supuesto de que hubiera un rasero infalible para determinar qué es juego limpio).

Yo sigo creyendo que no moderar en absoluto el espacio de comentarios es mucho más honesto y consecuente con la protección de la ciudadanía que decidir por esa ciudadanía cuáles son sus derechos y de qué manera estos pueden ser expresados y protegidos, mucho más en un medio cibernético. Creo que la ciudadanía no debe delegar responsabilidades, antes al contrario: debe castigar con su indiferencia a quienes pretendan asumir por ellos la responsabilidad, es decir, a quienes pretenden decidir por ellos. Mucho más cuando en un foro virtual es imposible usar armas de fuego.

Claro, como todo en la vida, hay un pro y un contra, esto de no moderar puede generar situaciones desagradables, pero aquí entra a jugar un papel decisivo el componente “saber estar” ante la crítica. Incluso ante la crítica más oportunista y rastrera, porque el fomento y la generalización de ese “saber estar” ante la adversidad o la diferencia es lo que nos garantiza, o es uno de los elementos definitorios que nos garantizarán, que en el futuro podamos construir una sociedad verdaderamente moderna, abierta, tolerante, democrática.

Anónimo dijo...

el exito de Cuba Inglesa fue 40% editores y 60% anonimones, a ver cuando alguien se va a dedicar a entrevistarnos a nosotros, los anonimones de CI.

Anónimo dijo...

como se puede entrevistar lo que no se da a conocer?

Anónimo dijo...

Interesante análisis :
"Y no es exactamente que ese espacio fomentara el espíritu anárquico del choteo cubano, en ningún momento CI dio señales de estimular los comportamientos extremos (todo lo contrario, incluso colgamos posts pidiendo sosiego y sentido común), sino más bien que lo reflejaba, que actuaba como una especie de espejo".

Ese espejo es el que no nos gusta ver, es el motivo de culpar a otros de nuestras propias miserias, esa negación de asumir nuestros errores como un buen inicio para superarlos.
De un extremo el choteo cubano, la obsesión por denigrar al individuo y del otro la incapacidad de aceptar una crítica, severa, injusta o justa, por muy pequeña que sea. Nuestra naturaleza intolerante, en el decir de René Ariza " El Castro que todos llevamos dentro". Añel hace una vivisección, mediante agudas respuestas, de nuestros grandes males como nación. Felicidades a los dos.
Espartaco

Anónimo dijo...

Prospecto de entrevista para anonimones de CI:

Favor de señalar si es anonimón HP o simplemente anonimón.

1) ¿Cree usted que su anonimato cumple alguna función colectiva, más allá de proteger su identidad?

2) ¿Cómo vive la impunidad que le brinda el anonimato, supone algún tipo de responsabilidad?

3) ¿Como anónimo, considera haber hecho algún aporte con sus comentarios, se agradecen ejemplos?

4) ¿Si usted fuera lo que se considera un anónimo negativo, aún así cree que es importante y fructífero su anonimato, por qué?

5) ¿Cree que un escritor se expone de modo responsable a la crítica, y que el lector tiene también una responsabilidad en ese sentido?

Nota: Con fines estadísticos, diga por favor si es hembra, varón o marciano.

Anónimo dijo...

Y me pregunto, ¿en un año completo de comentarios absolutamente libres en cubainglesa se murió alguien? ¿Tomaron el poder los talibanes en USA? ¿Algún escritor conocido se lanzó por el balcón, desde un cuarto piso? ¿Ha ocurrido algún tsunami? No ha pasado nada, la vida sigue igual, si descontamos que dos o tres farsantes han sido desenmascarados y que muchos hemos comprendido que no hay que tenerle miedo a la libertad, que tras la censura lo que se esconde es inseguridad.

¿Entonces por qué tanto lío? ¿Por qué no acabamos de darle la responsabilidad a la gente, en vez de constantemente estar intentando decidir por ellos? Creo que una de las cosas que demostró cubainglesa es que la crítica nos hace más fuertes, que incluso cuando es más aguda nos fortalece. ¿A qué tanto miedo?

Anónimo dijo...

amén, 1741

Anónimo dijo...

Pero aún así los anonimones no hemos sido reivindicados, ni siquiera porque dimos esa lección, ni siquiera por el rescate de Sang... digo, de Añel en aquella histórica Batalla de las Décimas, sniff

Joaquín Gálvez dijo...

Gracias, amigos, por contribuir con sus comentarios. Sin duda, se extraña a CI. Felicidades a Añel, que ha dejado su impronta en la blogosfera cubana.

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con el anonamigo de las 17:58. los anonimones fuimos responsables del exito de CI. sin nosotros, los malvados de la blogosfera desde Josan a Troliberto a Portalin a Sito seguirian campando a sus anchas y largas. En la llamada batalla de las décimas dejamos claro que no callariamos ante el abuso de los grandullones. En ese sentido creo que Añel nos ha traicionado.

Anónimo dijo...

Favor de simplificar las preguntas de la encuesta para los del grupo de los simples.

anonimonisimo dijo...

gracias a ignacio granados por su homenaje!

Anónimo dijo...

"estoy de acuerdo con el anonamigo de las 17:58. los anonimones fuimos responsables del exito de CI. sin nosotros, los malvados de la blogosfera desde Josan a Troliberto a Portalin a Sito seguirian campando a sus anchas y largas. En la llamada batalla de las décimas dejamos claro que no callariamos ante el abuso de los grandullones. En ese sentido creo que Añel nos ha traicionado".

si, pero tambien fueron responsables de la desaparicion de CI, pues al esconderse tras el anonimato no supieron dar un paso al frente en la defensa del blog cuando mas se les necesitaba.

Anónimo dijo...

tambien los soldados que lucharon por la independencia eran anonimos, como los de la segunda guerra mundial. por eso hay monumentos al SOLDADO DESCONOCIDO, que es lo mismo que decir al soldado anonimón.

Anónimo dijo...

Eso no es cierto, 9:11, CI no desapareció por culpa de los anónimos. Si los anónimos dieran la cara dejarían de ser anónimos y ya no tendrían sentido. Los anónimos, justo por el anonimato, le dieron el aire de fiesta que tenía CI. Si ese blog desapareció fue porque a su administrador no l interesó seguir administrándolo. Ese es du derecho, pero no pueden ir por ahí culpandonos de lo que no nos corresponde.

Anónimo dijo...

que nos dejara el troll, esta bien. Que nos dejara el colero, pasa, se acepta. pero que nos dejara Añel, ya esto es la decadencia del genero anonimon!

Anónimo dijo...

no comparen a sito con josan y troliberto, sito era un pesao, pero no se dedicaba a ofender a los demas

Anónimo dijo...

los anonimones nunca defendieron CI, se limitaron a usarla y disfrutarla. Moraleja anonimones: Cuando aprecien algo, cuidenlo. Se comportaron como bebes, disfrutaban el juguete y despues lo tiraban al piso, permitiendo que los demas lo pisotearan.

Anónimo dijo...

Eso no es verdad, la defensa de Ci consistia en disfrutarla, fue por eso que la atacaron, y lo único que le hacia falta para defenderse era seguir ahi. No hay que ser tan dramatico para defender a Añel, el blog no le interesó más y ya, el que quiera que lo haga si puede y punto.

Anónimo dijo...

asi mismo, si señor. y es verdad que sito era un pesa'o pero tambien ofendio, a margarita, mucho, aun y cuando margarita fuera otra pesá.

Anónimo dijo...

"los anonimones nunca defendieron CI, se limitaron a usarla y disfrutarla. Moraleja anonimones: Cuando aprecien algo, cuidenlo. Se comportaron como bebes, disfrutaban el juguete y despues lo tiraban al piso, permitiendo que los demas lo pisotearan."

yo permitiria que te pisotearan, por inventar sandeces.

Anónimo dijo...

19.07, fue nangarita quien la emprendio contra sito primero, el error de sito fue hacerle caso

Anónimo dijo...

sito se enamoró como un perro

Anónimo dijo...

y ella como una ladilla

Anónimo dijo...

nada, que eran el uno para la otra y en reversa

Anónimo dijo...

sanguily se batio solo, a sanguily no lo rescato nadie