miércoles, 30 de mayo de 2012

Cuba Española y la muerte de José Ramón Morales

                                  Foto: Ena Lapitu Columbié


Por Armando Añel

No suelo redactar notas necrológicas. En realidad, debo confesarlo, más bien les huyo. Pero creo que le debo una a José Ramón Morales, el recién fallecido editor del blog Cuba Española, con quien compartí peñas e iniciativas en esta ciudad de Miami. Él, que nombró esa página como réplica al blog Cuba Inglesa, curiosamente nunca se convirtió en nuestro adversario –algo tan común entre cubanos.

Resulta que en lugar de distanciarnos el episodio nos unió en una amistad esporádica, ciertamente, pero siempre cálida.

José Ramón, que no destacaba como creador, acumulaba sin embargo múltiples virtudes. Entre ellas aprecié, sobre todo, su tolerancia y cordialidad, esa capacidad para congeniar sin segundas intenciones con los diferentes sujetos culturales de Miami, más allá de su origen o tendencia, de si eran de izquierda o derecha, homo o heterosexuales, neo-oficialistas o exiliados. Los que lo conocieron bien saben que no perteneció en específico a ningún grupo, sino más bien a todos. Recuerdo con agradecimiento su propuesta para llevar adelante juntos, en 2009, la campaña “Con Todas las Banderas”, luego de que el pintor y caricaturista Omar Santana diseñara una enseña para nuestra Cuba Inglesa.

La campaña comenzaba identificándose de esta manera:

“La campaña Con Todas las Banderas, impulsada por Cuba Española y otros blog cubanos, es una iniciativa de naturaleza cívico-cultural que tiene entre sus principales objetivos proyectar creativamente valores como la tolerancia y el respeto a la diferencia, sin los cuales no es posible construir una sociedad verdaderamente libre y democrática. La campaña consiste, concretamente, en que cada bloguero diseñe una bandera representativa de su blog o de sus preferencias personales. Sus promotores esperan cubrir en el futuro, con las banderas de todos los blogs cubanos, la tribuna del malecón de La Habana. El movimiento, que es de naturaleza individual y no responde a directrices ideológicas, pretende hacerse extensivo a otros blogs e internautas no cubanos que quieran solidarizarse con la causa de la libertad de Cuba”.

Aunque en principio la iniciativa alcanzó popularidad y numerosas adhesiones, terminó trastabillando en la pista de mezquindades, egos desbordados y paranoias surrealistas en que se desenvuelve el circo cubano. Pero fue hermoso y divertido, y enaltecedor comprobar que alguien como José Ramón, un tipo llano, sencillo, era capaz de empujar, inasequible al desaliento, un proyecto tan ambicioso y plural, la idea dolorosamente impracticable de una Cuba inclusiva, abierta a la diferencia. Que descanse en paz ahora.

 Cortesía: Neo Club Press

3 comentarios:

Felix Anesio dijo...

excelente nota; muy sentida. epd jose ramon morales.

Armando Añel dijo...

Gracias amigo por reproducir estas palabras en tu excelente blog. José Ramón era un buen hombre.

un abrazo

Joaquín Gálvez dijo...

Gracias a ambos. Coincido con Félix: excelente artículo de Armando. Un merecido homenaje a ese gran ser humano que fue José Ramón.

Abrazos