viernes, 9 de marzo de 2012

Un poema de Joaquín Badajoz



Octavio Paz es convidado a cenar

en los altos de la calle Almirante


Ah, que me quede a tu manera pides;

la nieve en el ala sempiterna,

sobre la novia o sobre mí o sobre nada.

El aguamiel ordeñado a los magueyes,

en disparos fugaces, en vitolas,

el humo es el ave que pernocta

por sobre las pupilas y los cielos.


Un hombre, el otro, o lo que queda,

se precipita al centro de su sombra;

descubre los mundos paseantes

donde los vientos estacionan sus moliendas.

Y repasa en la memoria las caídas y el tiempo

que falta, para que el tiempo y su caída no agoten.


Ah, esto, lo que quedó del viaje al que llamamos vida.

Lo tocado, lo bautizado, cuando el lenguaje

y la gracia una mezcla deslumbrante eran.

Lo que nombraron otros y la voz

va dejando sembrado o lo subvierte.

Así ha sido asomarse a la vida por el ojo

del primer hombre.


Y que me quede pides.

A mí que al habitar las ciudades tardo

y al fundar siempre temo que el acto me consuma,

que la mano me diga sólo piedra.

Mi verso es una pose,

porque no he sido ungido

ni ustedes tampoco.

Así que a bajar las ínfulas

y a transitar humildes los mundos sutiles,

donde la mano grave pronuncie ese gesto

al tocar con cuidado.

Que la pupila beba y que deje.


Joaquín Badajoz (Pinar del Rio, Cuba, 1972) Poeta y Crítico de arte. Miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE). Ha publicado ensayos y artículos críticos sobre artes visuales, teoría de la cultura y literatura. Tiene publicado Excursión de Thor a Utgard, Editora Abril, La Habana, 1996; Reinaldo Arenas a las puertas del delirio, "Locura y éxtasis en las letras y artes hispánicas", Cuadernos de ALDEEU, Vol. XVI, No.2, Nueva York, Marzo 2000; Exilio y Nacionalidad. La nación y la emigración en la encrucijada de los estados postnacionales, "En el centenario de la República de Cuba", Instituto de Estudios Cubanos, Editora Corripio, Miami 2004; La sobrevida: Sonetos de la Muerte de Odón Betanzos, "Odón Betanzos Palacios o la integridad del árbol herido", Gerardo Piña Rosales, Ed./ Círculo de escritores y poetas iberoamericanos de Nueva York, Nueva York, 2004; España Regurgitada (una lección de antehistoria, un artista cubanoamericano del spanglish y una aventura neosurrealista en la ciudad sitiada), "Hispanos en los Estados Unidos: tercer pilar de la hispanidad", Teachers Collage-Columbia University, Nueva York, 2004; entre otros. Es editor ejecutivo de la revista Cosmopolitan en español. Reside en Miami, Estados Unidos.

9 comentarios:

ad guerra dijo...

Excelente texto hermano Joaquín, tienes aquí un excelente discurso, con versos muy sólidos, desenvolvimiento grande de la palabra, un solo ejemplo: “las caídas y el tiempo que falta, para que el tiempo y su caída no agoten”
Gracias a los dos Joaquine’s

Los relatos de Maurice Sparks dijo...

música. mucha música. verso cincelado. gracias joaquines.

Yosie Crespo dijo...

Lo leo y escucho al mismo tiempo, Badajoz que existe en todos los mundos. Excelente poema.

Joaquín Gálvez dijo...

gracias, amigos Ad y Ernesto. Comparto sus opiniones sobre el poema del amigo y tocayo. Un abrazo

Joaquín Gálvez dijo...

Y a ti tambien, Yosie.

Francisco Larios dijo...

Excelente. Muy hermoso. Este es de los que hay que leer y releer, así que yo sí me quedo...

Anónimo dijo...

un buen poema...eso pienso cuando leo por primera vez en la pantalla de mi cell por no esperar a llegar a casa luego de recibir el mensaje de "La otra esquina de las palabras";ahora releo en calma,entre los libros que apuntalan mi condición de escribidor iluso y el buen café que sustituye esa lluvia de palabras que no llega,estoy seguro,es un muy buen poema,una mirada limpia hacia eso que creemos ser y que empañamos con nuestras comezones sobre el destino que se nos ha dado, eso somos, mientras más busquemos con humildad así nos será dada la lámpara y la caverna donde dejar escritos nuestro sueños. Ahora repito con certeza,un exelente poema el de Joaquín Badajoz,(o el de Jochi para entrenar mi lado humilde) Un abrazo.
juan carlos valls

Anónimo dijo...

Gracias por la lectura y los comentarios de tantos amigos y escritores queridos. He llegado tarde, como casi siempre —hay alguien que a menudo me dice: quiero mandar a buscar la muerte contigo— y la sorpresa de encontar la casa llena —la poesía siempre será un asunto de pocos, así que somos muchos— me da mucho gusto. Y a ti, tocayo Joaquín, agradecerte la amabilidad de hospedarme en tu bitácora. Parece insano dedicar un espacio para la poesía, un rincón, "otra esquina de las palabras"; así que mis votos porque que esta dedicación tuya te sea recompensada. Abrazos, JBadajoz

Anónimo dijo...

Queridos todos. Ayer les envié mi agradecimiento por la lectura y el tiempo compartido, pero estos sistemas suelen ser caprichosos y al parecer las palabras terminaron enviadas a donde mejor están, en el pulverizado éter, de vuelta a ese impulso eléctrico inicial de unos y ceros. Para que otros quizás, las combinen mejor. Vuelvo a insistir porque me interesa mucho que reciban esta nota de mi gratitud y mi amistad. Abrazos, JBadajoz